domingo, 13 de enero de 2019

Electric Boogaloo: La loca historia de Cannon Films

¡Muy buenas Dominguers!,

Es evidente que cultura de los 80's y principios de los 90's está de moda. Nada más hay que ver la cantidad de remakes de clásicos de esa época que se están generando tanto en el cine como en los videjouegos o simplemente pasarse por alguna tienda de ropa y ver los modelitos y estampados que marcan tendencia.

Algo muy característico de esas décadas son sin duda sus películas de acción que, gracias al home video, se consolidaron como uno de los entretenimientos más potentes y en crecimiento constante. Los vídeoclubs plagados de títulos en VHS de lo más variopintos, eran uno de los pilares fundamentales de distribución del género, acogiendo producciones de todas las nacionalidades y presupuestos sin hacer ascos a nada.


La peli que os recomiendo hoy: Electric Boogaloo: La loca historia de Cannon Films, es imprescindible para comprender más a fondo que es lo que hizo a los 80's y los 90's tan especiales culturalmente hablando.


En Electric Boogaloo, se nos mostrará la historia de Cannon Films. Una productora montada por dos primos judíos que, en su afán de hacerse un hueco en el mundillo de Hollywood, crearon un amplio y legendario catálogo de películas de bajo presupuesto y un Star System compuesto por nombres como el de Jean Claude Van Damme o Charles Bronson entre otros.

Ninjas, cine épico, romances, dramas... ¡No le hacían ascos a nada! Eso sí, siempre que pudieran meterle algún desnudito que otro en la trama para crear algo de morbo y polémica.


Tramas imposibles, rodajes relámpago, condiciones laborales inhumanas y márketing de la vieja escuela, son algunas de las maravillas que veremos en éste gran documental Australiano de 2014 sobre una productora tan ratilla que, al enterarse de que estaban rodando un documental sobre ellos, decidieron rodar el suyo propio.

¡Hasta la próxima Dominguers!


viernes, 28 de diciembre de 2018

Anime No Shiro: Big Fish & Begonia (Da Yu Hai Tang)

¡Konnichiwa dominguers!

Mucho tiempo sin postear. Como todos, el trabajo y los refriados no me han dejado siquiera descansar. 

Pero bueno, vuelvo a la carga con un buen chocolate calentito y una buena mantita. Y es que, hoy toca un exclusivo de Netflix. 

 
Para los amantes de la magia, los mundos conectados y el amor.


Big Fish & Begonia ,es una película de animación china de fantasía producida, escrita y dirigida por Liang Xuan y Zhang Chun. Fue estrenada tanto en formato 2D como en 3D en China por Enlight Media el 8 de julio de 2016.

A pesar de ser muy exquisito en esto de la animación, China hace grandes trabajos y esta película, es una de ellas.


En un mundo místico donde sus habitantes no son humanos ni dioses, sus vidas se ven conectadas con la de los humanos, controlando las leyes de la naturaleza de su mundo.
Al cumplir 16 años, los niños y niñas de este místico mundo, emprenden un viaje de 7 días donde sus cuerpos son convertidos en delfines rojos y mandados al mar del mundo humano para observar su mundo y como las leyes de la naturaleza funcionan en él. Al volver, si es que vuelven, serán considerados adultos.

Chun, nuestra protagonista viajará en su ritual de madurez al mundo de los humanos, donde por capricho del destino, conocerá a un chico humano quien la salvará  e las redes de los pescadores. En el fondo del mar, este chico morirá para salvar a ese delfín rojo.
A su regreso, Chun hará todo lo posible por resucitar a ese chico. Tanto es su deseo, que será capaz de dar la mitad de su vida por la de él.
  

Kun, el chico que conoció Chun en su viaje, en este mundo no será más que un pequeño delfín a cuidados de su salvadora. Tendrá que crecer hasta ser lo suficientemente grande como para volver al mundo de los humanos y ser quien era.

Y aquí veremos el drama y los acontecimientos catastróficos en los que se verá envuelto el místico mundo, por quebrantar las leyes de la naturaleza. Chun, tendrá en su contra a todo el mundo, incluso a su madre, quien junto a todos los mágicos habitantes de su mundo, querrán acabar con la vida de su pequeño delfín. Con el apoyo de Qiu, un gran amigo, Chun luchará por sacar adelante a Kun.

En el film veremos como Chun se enamora, poco a poco de Kun y como los celos de Qiu llegan a entorpecer, en ocasiones, el objetivo de nuestra protagonista.


Pero, ¿Podrá salvar la vida de este pequeño delfín Chun?, ¿Qiu, ayudará a su amiga, a pesar de lo que siente por ella?, Y lo que es más importante, ¿Podrá volver a ver a su amado Kun, nuestra pequeña Chun?

Un film realmente bonito a la vista y con una gran historia. 


¡Arigato! ¡Hasta la próxima!

Trailer:


lunes, 24 de diciembre de 2018

Jason Becker: aún sigo vivo

¡Muy buenas Dominguers!

Es tradición en éstas fechas tan señaladas, el dar a conocer o compartir artículos sobre personas con una bonita y motivadora historia, que a través de una hazaña o esfuerzo de auto superación, nos hacen ver que la vida es maravillosa o, al menos. menos complicada de lo que nos parece en nuestro día a día.


Y de eso trata mi recomendación para hoy, ya que Jason Becker: aún sigo vivo es la increíble y enorme cinta documental sobre el guitarrista de metal que da título a la película. Un virtuoso de la guitarra que, estando aún en el instituto, llegó a grabar e irse de gira en un dueto con Marty Friedman y poco tiempo después tras grabar en solitario, debutaría ante el gran público en la banda de David Lee Roth ocupando la vacante de Van Halen.


Una ascenso tan rápido y brillante como su forma de tocar pero que tristemente tocaría techo cuándo, con tan sólo 20 años, fue diagnosticado de ELA; Una brutal enfermedad que lo apartó de los escenarios, paralizaría su cuerpo de manera progresiva y probablemente acabaría con su vida en cuestión de 4 o 5 años.


Pero Jason y su entorno no se rindieron y fue ahí, justo en el momento que parecía que debía acabar, cuándo empezó la leyenda de éste guitarrista el cuál no contento con seguir vivo a día de hoy, continúa componiendo y editando su discos llenos de musicalidad y virtuosismo.

Una historia triste, amor, esfuerzo y un talento que supera las barreras de la vida y la muerte, son algunos elementos que hacen de ésta joya documental de 2012, toda une demostración de que si de verdad amas algo, no habrá nada que te impida hacerlo. 

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO


domingo, 16 de diciembre de 2018

Midnight in Paris

¡Muy buenas Dominguers!,

Woody Allen es un director tan reconocido como extraño y a la vez complicado para el aficionado al cine, uno de esos en los que quizás cuesta entrar pero una vez lo haces, te gusten más o menos sus películas, entiendes su importancia en el cine moderno.

Y para eso estoy aquí hoy, para traeros una peliculilla de éste señor, accesible para cualquier aficionado al cine que (sepa más o no sobre el séptimo arte) pueda abrir una pequeña puerta para entrar en el universo del director.


El título en cuestión es Midnight in Paris: Una comedia romántica de aire fantástico, sobre un guionista de Hollywood que quiere reciclarse como escritor de novelas y que se encuentra de viaje en París con su prometida y sus futuros suegros. El muchacho, un nostálgico empedernido, no se siente agusto con su presente y desearía cambiarlo todo por un pequeño estudio en París donde sentirse un poco más en sus anhelados felices años 20 Parisinos. 


Así que una noche, un poco agobiado y con una buena cogorza de vino encima, decide volver al hotel paseando y un coche de época lleno de gente igual de borracha que él pero con ropajes más clásicos, lo recoge y se lo lleva de fiesta con personalidades del pasado como los Fitzgerald o su ídolo Hemmingway. Algo que lo desconcierta pero que en ningún momento lo confunde, él no sabe como pero ha viajado en el tiempo a la época que el más añora y es real, no es una fantasía o un sueño de borracho.

Pero por si acaso el aspirante a escritor vuelve a la calle dónde aquel coche le recogió y lo que empezó como algo casual e improvisado, se convierte en una obsesiva rutina que lo llevará a vivir grandes aventuras y sobretodo, reencontrarse a si mismo.


Magia, diversión y una interesante reflexión sobre la nostalgia, son algunos de los ingredientes que hacen de ésta joyita de 2011, una pieza muy interesante para adentrarse en la carrera de Woody Allen pasando un buen rato.

Ideal para que gente como yo, que escribe éste articulo mientras escucha Rock & Roll en un tocadiscos de los 70, se deje de tonterías y se compren un altavoz Bluetooth y una cuenta en Spotify.

viernes, 14 de diciembre de 2018

SPANISH BIZARRO: EL ASOMBROSO MUNDO DE BORJAMARI Y POCHOLO

Enrique López Lavigne es conocido por ser el productor estrella de Apache Films. Pero no todo el mundo sabe que escribió y dirigió ( junto a Juan Cavestany ) una película cochambrosa titulada “El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo”. Y la verdad es que, viendo el film, queda claro que fue un acierto lo de dedicarse de pleno a la producción y dejar de dirigir. 


En los años 80, Borjamari y Pocholo se mueven como putos amos en la discoteca Aguacates. Veinte años después, los dos hermanos son objeto de mofa y burla. Su primo Pelayo ahora es un moderno esquiador, ligón y popular que se venga de las antiguas crueldades de Borjamari y Pocholo anunciándoles que Mecano va a reunirse en un concierto sorpresa. Borjamari y Pocholo se lo creen y se lanzan a la aventura en compañía de Paloma, una chica romanticona bastante cursi.


Los pijos son una plaga bastante peligrosa culturalmente hablando y si hay una peli que ahonda en este concepto, es esta. Mecano, los chascarrillos “o sea, ¿no?”, la risa coqueta, el pelo engominado, los polos de Lacoste y Ralph Lauren, la discoteca Pacha con bailes de vergüenza ajena, tirarse pedos en la iglesia… La sucesión de tontunadas pijainas que vamos viendo a lo largo del film no tienen parangón. 

Tengo que destacar la secuencia en la que vemos a los protagonistas haciendo el gamberro en las aulas de la facultad de derecho. Yo también vi unos cuantos en mis tiempos mozos cuando estudiaba Derecho en la UB. Daban mucho asco pero no tenían esa risa tan odiosa.

Ver a dos actores como la copa de un pino ( Santiago Segura y Javier Gutiérrez ) en este registro da bastante penita porque están muy desaprovechados. Eso sí, molan mucho los cameos de Josema Yuste, Fernando Tejero y Antonio De La Torre.

Sorprende ver al malogrado Willy Toledo haciendo de Pelayo Snow, campeón de snowboard y primo de Borjamari y Pocholo. Eran tiempos en los que a Willy le llovían las ofertas de trabajo en España, no como ahora.

Pilar Castro hace lo que puede en el papel de la chica pija tonta de la que se enamoran los protagonistas masculinos.

El film tiene una BSO moñas y nostálgica con temas como “Me muero por conocerte” de Álex Ubago, “Cien gaviotas donde irán” de Duncan Dhu o “Aire” de Mecano. No se le pueden pedir peras al olmo en una peli que tiene a dos fracasados pijainas obsesionados con tener “un mundo interior” como leit motiv del film.


Parece mentira pero con una recaudación en taquilla de 3.367.646 euros y un presupuesto de 2.408.639 Enrique López Lavigne no solo no palmó pasta con su peli sino que….SALIÓ CON BENEFICIOS! Sorprendente cuanto menos.



Si eres Carmen Lomana o formas parte de la familia de Julio Iglesias, definitivamente esta es tu película.


Aureli Del Pozo



viernes, 23 de noviembre de 2018

SPANISH BIZARRO: ELLOS ROBARON LA PICHA DE HITLER

Hay películas que solo con el título te lo dicen todo. Y esta es una de ellas. “Ellos robaron la picha de Hitler” es sincera y sin complejos. No te ofrece nada que no te huelas ya. Y encima el director no es otro que Pedro Temboury, uno de los máximos representantes del cine trash español y que ya despertó el interés de los aficionados al género con su conocidísima “Kárate a muerte en Torremolinos”. Huelga decir que, para el film que nos ocupa, Temboury se inspiró en el tema “They saved Hitler’s cock” de la banda punk Angry Samoans.


Berlín 2006. Unos trabajadores turcos descubren el búnker secreto de Hitler. En su interior, se encuentra el miembro incorrupto de Adolf Hitler. La noticia del hallazgo da la vuelta al mundo y llega a oídos del Doctor Weissmann, un viejo científico nazi escondido en Torremolinos, al que se le ocurre una idea diabólica: Apoderarse del pene de Hitler para crear a partir de él un nuevo Fürher. Para ello, el Doctor Weissmann recluta a cuatro skinheads malagueños totalmente imbéciles, que tendrán que enfrentarse a una sociedad secreta de bellas y letales amazonas.


Lo cierto es que el guión psicotrónico de la película tiene elementos copiados de “Misión Imposible” pero en versión cutringas. Los chistes de pedos aquí adquieren otra dimensión: Vemos una secuencia de 10 putos minutos de tíos tirándose pedos dentro de una vaca hortera de porexpan ; utilizada al más puro estilo caballo de Troya. No faltan tampoco tetas gratuitas a cascoporro y algo de gore de andar por casa. Estamos en territorio amigo, sin duda.

Especialmente desternillante es la secuencia en que los skins españoles se encuentran en Berlín con skins alemanes y acaban recibiendo una sonora paliza por ser extranjeros. Mola mucho ver a Silvia Superstar como mujer supremacista encargada de destruir a los machos,.

También aparece el mito del cine de serie Z: Jesús Franco haciendo de padre autoritario de Manuel Tallafé, un científico alemán chiflado. Ambos están graciosos en sus papeles. No pasa lo mismo con el ayudante del científico ( que plagia descaradamente a Igor de “El jovencito Frankenstein” ) el cual da bastante pena. La misma que dan los actores que encarnan a los skinheads, por mucho que Manuel Gancedo se esfuerce en otorgar vis cómica a su personaje. Bibian Norai como mujer biónica está genial. No deja de ser un personaje con una fuerza descomunal que ella sabe muy bien transmitir aunque, eso sí, las escenas de peleas están tan mal rodadas que parece que las han cogido directamente del making-of.

El film tiene un ritmo irregular y es evidente que la casposidad y el delirio impregnan todo el metraje de la cinta. Pero cuidado, que el desenlace es casi lo mejor de la peli. Y los títulos de crédito finales aflamencaos, también. Que la juerga no pare.


“Ellos robaron la picha de Hitler” sólo se estrenó en 2 salas y recaudó unos 300 €. Paupérrimo a la par que previsible batacazo en taquilla de un producto más bien pensado para la venta en DVD.

Llegan a conseguir distribución en Alemania y era para hacerles un monumento.


Hablamos de una peli con tufillo amateur pero bastante disfrutable entre colegas con pocas exigencias. Si quieres ver buen cine, esta no es tu película.

Aureli Del Pozo


miércoles, 21 de noviembre de 2018

Crónicas Festivaleras: 37º TerrorMolins

¡Muy buenas Dominguers!,

Hace unos días finalizó la 37ª edición del festival de cine de Terror de Molins de Rei, una edición potente que ha demostrado que el festival sigue trabajando por crecer y conseguir hacerse hueco entre los grandes.

Por desgracia, para esta edición no hemos podido hacer una cobertura completa pero si que hemos podido disfrutar de dos jornadas muy importantes del festival: La sesión de clausura y el maratón de 12h de terror, sesiones que contaron con dos de las mejores películas del festival.


Y es que el viernes después de la sesión retrospectiva con la terrorífica Carrie, lo pasamos de lujo viendo Lords of Chaos (premios al mejor actor y mejor película). Una oscura cinta basada en la (aún más oscura) movida del Black Metal Noruego y, sobretodo, haciendo hincapié en la relación entre Euronymous y Varg Vikernes que provoca una sensación muy curiosa entre desesperación/mal estar y diversión morbosa. Un autentico festín de sangre y mala hostia para mi, la mejor película del festival.

Tras el inmenso peliculón y emotiva entrega del premio honorífico a Jack Taylor, Mandy clausuró el festival con una buena dosis de sangre, creatividad visual y un Nicolas Cage totalmente desenfrenado. Un peazo de fumadón no apto para todos los paladares.


Al día siguiente, llenamos las mochilas con birra, chuches y energéticas (el auténtico kit de superviciencia friki del TerrorMolins) para gozar y sufrir en el maratón de 12 horas de cine de terror. Una verdadera fiesta del cine que dio el pistoletazo de salida con Summer of 84, una cinta facturada por los creadores de TurboKid un tanto previsible y algo vacía pero aún así bastante disfrutable.

Tras el entrante vino el plato fuerte, la mejor película del maratón; Ghostland, un pedazo de Home Invasion tremendamente psicológico sobre una familia que es brutalmente atacada por un gordaco deforme y una especie de Marylin Manson en horas muy bajas. Una brutal y despiadada cinta que te mantiene todo el rato en vilo esperando con ansia que cualquier cosa pueda pasar.


Después continuamos con The Devil's Doorway, un falso documental de temática religiosa dónde unos investigadores de milagros del Vaticano, se meten en un fregao sobrenatural que les hará cuestionarse todas sus creencias. Un título algo flojo y algo previsible, un jumpscare tras otro que se deja ver cuyo único punto fuerte es el de ver a un cura "desnudarse" ante la cámara.

Y tras una breve pausa, dio comienzo Cut of the dead, la peli sorpesa de éste año y que realmente soprende, y mucho. Ya que ésta apuesta del festival por substituir los clásicos por títulos más actuales para la sorpresa, ha resultado todo un éxito gracias a ésta comedia zombie Japonesa que engaña y mucho. Recomendación: Por mucho que al principio pueda parecer aburrida, aguantad, no os vayáis de la sala porque el esfuerzo vale mucho la pena.


Las carcajadas y el humor tontorrón dieron paso a Lasso, una suerte de survival dónde unos yayos que van de excursión a un rodeo, acaban siendo brutalmente atacados por unos vaqueros supersaiyan hormonados. Una peli extraña, algo malilla pero llena de muerte, muerte y más muerte.

Para acabar llegó el turno de Puppet Master: The littlest Reich, la nueva saga de la videoclubera donde unas marionetas asesinas Nazis son revividas por la llamada de su difunto creador, para dar paso una fiesta de sangre y violentas muertes de judíos y negros. Una película sencilla que no engaña a nadie, marionetas asesinas.


Y a las 8 de la mañana nos fuimos a desayunar unos churritos y para casita que ta tocaba.

Como veréis me lo pasé muy bien en uno de los, para mi, mejores maratones del festival y que estoy muy agradecido por poder haber disfrutado. Algo que no habría pasado de no ser por el esfuerzo de su equipo y sus voluntarios.

¡Gracias TerrorMolins, nos vemos el año que viene!