miércoles, 14 de noviembre de 2018

The British Corner: Bohemian Rhapsody

Hello, Dominguers! Es hora de ponerse el bombín y preparar el té, porque llega una nueva entrega de The British Corner.

Is this the real life? Is this just fantasy?... El pasado 31 de octubre se estrenó en los cines la que probablemente es una de las producciones más esperadas de los últimos años, y tan sólo dos semanas después de su estreno aquí os traigo la reseña calentita, recién sacada del "horno" de la gran pantalla. Llega la película biopic inspirada en las canciones de una de las bandas más míticas del panorama musical de Gran Bretaña, QUEEN, y de su carismático e inolvidable líder, FREDDIE MERCURY. Pongámosle música a la sección con un título que está siendo la sensación del momento: BOHEMIAN RHAPSODY.


Bohemian Rhapsody es una producción británica-norteamericana del año 2018, catalogada como biográfica y dirigida por Bryan Singer (tras el despido de éste por desavenencias con la productora, fué reemplazado por Dexter Fletcher, quien concluyó la película, aunque en los créditos finales Singer aparece como director y Fletcher como productor ejecutivo). La trama nos muestra parte de la carrera musical de Queen, así como también aspectos de la vida personal de Mercury.

Si bien la película se inicia con los momentos previos al famoso concierto Live Aid que tuvo lugar el 13 de julio de 1985 en el estadio londinense de Wembley, rápidamente hacemos un salto atrás en el tiempo para situarnos en el Londres de 1970. Concretamente en el aeropuerto de Heathrow, donde un joven llamado Farrokh Freddie Bulsara (interpretado por Rami Malek) trabaja cargando y descargando maletas de los aviones.

Nacido en Zanzíbar (actual Tanzania) en el seno de una familia de origen indio parsi asentada los últimos años en Londres, Farrokh se desvive por la música. Por eso era frecuente verle en "bolos" de un grupo llamado Smile, cuyo guitarrista era un tal Brian May (interpretado por Gwilym Lee) y el batería un tal Roger Taylor (interpretado por Ben Hardy). El cantante principal, Tim Staffell (interperatdo por Jack Roth) abandona la formación para unirse a otro grupo que considera tener más futuro, por lo que Farrokh ve el filón ideal para unirse a May y Taylor.


Con la incorporación de John Deacon (interpretado por Joseph Mazzello) como bajista, el cuarteto toma el nombre de Queen y empiezan a hacer conciertos por pubs, salones de universidades y pequeñas giras por el país. Pero para Freddie (que ha cambiado legalmente su apellido Bulsara por Mercury) todo eso se queda corto: hay que grabar un disco. Sólo así podrían conseguir contrato con una discográfica... Y así es como su álbum debut, llamado Queen, les abre las puertas de EMI Records, cuyos ejecutivos les exigen algo con lo que romper el mercado. Así es como A Night at the Opera empieza a gestarse, y con ello, una canción que marcará un antes y un después en la historia de la música: Bohemian Rhapsody...

¿Queréis saber cómo continúa la trama? Pues no os puedo seguir desvelando más: es el momento perfecto para que vayáis al cine y descubráis a un grupo y un hombre que hicieron auténtica historia.


Los seguidores más acérrimos de Queen notarán enseguida que la película está llena de inexactitudes temporales, las cuales se pueden disculpar si tenemos en cuenta que han tenido que resumir en dos horas la historia de un personaje carismático que vivió sus 45 años de existencia a todo tren. A pesar de las mencionadas inexactitudes espacio-tiempo, y algunos usos de licencia poética por parte de los directores para darle más dramatismo a los acontecimientos (como por ejemplo una supuesta ruptura temporal de la banda, algo que realmente nunca sucedió) tratan todos los temas más importantes que afectaron a la vida de Mercury, como su sexualidad o su enfermedad. Todo ello con los éxitos más sonoros de la banda regando nuestros oídos. Y si el propio Brian May ha dicho que el mismo Freddie Mercury estaría orgulloso con el resultado de la película... es por algo.

Como viene siendo habitual, aquí os dejo el tráiler:


Nos leemos en la próxima entrega. Ta-ra, lads!

lunes, 12 de noviembre de 2018

¡Extra!: Arranca una nueva edición del TerrorMolins

¡Muy buenas Dominguers!,

El pasado viernes dio el pistoletazo de salida la XXXVIII edición de uno de nuestros festivales de cine favoritos, el de Terror de Molins de Rei y que éste año tiene a Brian de Palma como leimotiv.


Todo y que hasta el momento ya se han proyectado seis películas y tres bloques de cortos, ya que hasta el sábado aún les queda mucho cine por ofrecer. Un montón de títulos de calidad y actuales dentro del terror como Mandy, Lords Of Chaos o Tigers are not afraid formarán parte de una parrilla diaria muy interesante en la cuál también podremos disfrutar de algún que otro imprescindible del director Brian de Palma en las sesiones retrospectivas.


Un verdadero baño de cine de género que culminará con el maratón de 12 horas de cine de terror del próximo sábado 17.

Tampoco podemos dejar atrás la más joven, pero igual de importante, programación de La Gòtica. Un nuevo espacio del festival dónde, de manera totalmente gratuita, se proyectan durante toda la semana una gran cantidad de cortometrajes, documentales, novedades del cine lowcost, clásicos oscuros del terror y el fantástico cómo El Ladrón de cadáveres o La noche del demonio, además de otras actividades como charlas o mesas redondas.


Y por si fuera poco, éste año el festival cuenta con una gran e importante novedad a nivel competitivo, ya que el jurado de la Crítica de Oro al mejor cortometraje está íntegramente formado por mujeres. Una buena iniciativa en colaboración con Blogos de Oro que esperamos se vaya repitiendo y se extienda de vez en cuándo a las demás categorías.

Si no queréis perderos ésta auténtica fiesta del cine, la sangre y lo oscuro, aún estáis a tiempo de pasar por su web y haceros con alguna entrada o abono para las sesiones de entre semana o el maratón del sábado. ¡NO OS ARREPENTIRÉIS! 


domingo, 4 de noviembre de 2018

I THINK WE'RE ALONE NOW

¡Muy buenas Dominguers!,

Hacía tiempo que no escribía, y es que llevo un añito que telita... pero bueno, al mal tiempo buena cara y como no, ¡buen cine!. Y cuándo hablamos de buen cine, sobre todo fantástico, el festival de cine de Sitges suele ser una buena referencia y por eso, hoy os traigo un interesante thriller que pasó hace unas semanas por las pantallas del festival.


La peli en cuestión es I THINK WE'RE ALONE NOW, una curiosa cinta dónde nos encontraremos al "enanito" de Juego de Tronos solo en pleno post apocalípsis. Y cuándo digo solo, es totalmente solo, ya que al parecer es el único vivo que queda en todo el país.

Pero ésto en lugar de deprimirle parece que le hace feliz, ya que el tío disfruta plenamente de su soledad yendo a limpiar (y de paso saquear un poquito) cual conserje las casas de los muertos y pasando largas horas dándole al vino y a la lectura en la biblioteca. Una silenciosa rutina diaria que se ve trastocada cuándo una superviviente toca a su puerta, una joven enérgica, parlanchina y con ganas de vivir... vamos, un grano en el culo para éste señor egocéntrico amante del silencio y del sonido de su respiración.


Tal encuentro da pie a una extraña situación, donde veremos como ambos ejercen a su manera de maestro del otro y van forjando una íntima relación tan tensa como indefinida. Pero como siempre, todo no es lo que parece y la tranquila y rutinaria vida del conserje de los muertos, dará un giro por completo.


Silencio, magia y sutileza son algunas de las cosas que nos ofrece éste interesante y atmosférico thriller de 2018 que, todo y que  a priori pueda dejar algo frío, ofrece más de lo que parece a primera vista.

Ideal para ver con unas servesitas bien frías y un colega de esos que sería más feliz si el mundo entero desapareciera. 


viernes, 2 de noviembre de 2018

Anime No Shiro: Blood C: The Last Dark

¡Konnichiwa dominguers!

Si hace tiempo vimos una de las películas de vampiros referentes en el Anime, hoy toca su desenlace en una de las más sangrientas versiones.

Para los amantes de las colegialas con katana mata monstruos, hoy toca hablar de nuevo de Saya en este film estrenado en Japón en 2012 y producida por Production I.G.


Empezamos con Saya, quien ya sabemos tanto del primer Blood o de las series Blood+ o Blood C, incluso tiene manga y algunos tomos. Esta película nos explica, realmente, el desenlace de la Saya de Blood C. Y, es que, en el universo Blood existen varias versiones de Saya, pero todas ellas nos ayudarán a entender un poco mejor, a está mata vampiros con habilidades especiales.

Hoy, al margen de todo este universo, hablaremos de Blood C: The Last Dark dónde Saya, al finalizar la serie de Blood C, viaja a Tokio a por un hombre llamado Fumito, básicamente, para eliminarlo por todo lo que le hizo en el pasado.


Empezamos en un metro de Tokyo (guiño a la primera de todas las películas de este universo), donde un hombre aparentemente mareado se transforma en un monstruo y empieza a comerse a pasajeros del tren, hasta que llega a una pasajera, de pelo negro y porta con ella un largo objeto. Ella es Saya, quien no duda en atacarlo con su espada y esté ser, al verse herido, coge a una chica y se la lleva saltando fuera del metro y escalando fachadas. 

Gracias a este monstruo, Saya conoce a la organización Surat, quienes obtendrán información clasificada que le ayudará en la búsqueda de Fumito y su organización llamada Torre, la cual experimenta para crear esos terribles seres llamados Furukimonos y quién tiene el control absoluto de Tokyo gracias a un toque de queda a los jóvenes.

Durante el film veremos a una Saya introvertida, seria y mucho más adulta. Pero poco a poco, dejará que Mana, la chica que salva del primer monstruo, se acerque a ella, incluso creando lazos afectivos que la ayudarán en su investigación. 


Veremos muchos cabos sueltos ser atados y mucha información que no entendimos en su día de la propia Saya. Sorpresas y traiciones se esconden en esta trama donde la sangre corre a doquier.

Los que conocéis esta saga, sabéis que es bastante sangrienta y gore, sobretodo por los dos últimos capítulos de Blood C. Aunque en esta ocasión, la sangre y gore, no serán tan protagonistas.

La animación entre 2D y 3D hace una deliciosa combinación y la banda sonora, sigue el hilo de este universo. Pero si cabe destacar algo, es la oscuridad que nos transmite cada escena, digno de la primera película de Blood. Para mí, recomendable al 100% aunque no sepáis de esta saga, os hará querer saber mucho más.

¡Arigato! ¡Hasta la próxima!