miércoles, 21 de febrero de 2018

The British Corner: Desayuno en Plutón

Hello, Domiguers! Es hora de ponerse el bombín y preparar el té, porque llega una nueva entrega de The British Corner

Tras unas semanas en las que me he ausentado de nuestra cita con lo británico (con permiso del boss Iván) para atender asuntos personales, aquí vuelvo con muchas ganas y fuerzas para seguir acercándoos cada quince días un trocito de las Islas del otro lado del Canal de la Mancha. 

Y hoy lo quiero hacer a través de una película ambientada en la Irlanda de los años 60-70, para conocer la peculiar historia de un chico que fue a nacer en un mundo que no estaba hecho para él. Un alma cándida en un mundo perversamente cruel y retorcido. Vamos con DESAYUNO EN PLUTÓN.


Desayuno en Plutón es una producción británica-irlandesa del año 2005, catalogada como comedia dramática y dirigida por Neil Jordan. El guión de la misma está inspirado en el libro homónimo escrito en 1998 por Patrick McCabe, por lo que la trama del film es ficticia, si bien está ambientada en una época y contextos históricos reales. 

Nos situamos en Tyrellin, un pueblo irlandés (en éste caso ficticio) situado muy cerquita de la frontera entre la República de Irlanda y el Ulster/Irlanda del Norte. Un bebé es abandonado por su madre a las puertas de la casa del párroco local, padre Liam (Liam Neeson). A su vez, éste lo entrega a la señora Braden (Ruth McCabe) para que junto a su hija Caroline (Charlene McKenna) hagan de familia adoptiva del niño.


Pronto el pequeño Patrick (interpretado de niño por Conor McEvoy) empezará a descubrir atracción por el maquillaje, los vestidos de chica... Algo que le costará severos disgustos y discusiones con su familia adoptiva, la cual no acepta de buen gusto las inclinaciones de Patrick. Sólo sus fieles amigos Charlie, Irwin y Lawrence le aceptan tal como es. 

La película da un salto en el tiempo hasta encontrarnos a un ya adolescente Patrick (interpretado aquí por Cillian Murphy) que no esconde su faceta de transexual, autodenominándose Patricia y Gatita. Constantemente metido en líos tanto en la estricta escuela católica en la que estudia (debido a su peculiar obsesión en averiguar quién es su madre biólogica y en cómo fue concebido) como por sus escarceos con miembros del IRA, decide que Tyrellin no es lugar para él y pone rumbo a Londres para iniciar la búsqueda de su madre.


Pero el joven Patrick es demasiado bueno para una ciudad del calibre de la otrora capital del Imperio. Su bondad y candidez se verá golpeada constantemente por gente de dudosa reputación humana, que no tendrán reparo alguno en aprovecharse de su buena fe. Si a eso le añadimos su origen irlandés, lo que en aquella época significaba automáticamente ser sospechoso de pertenecer o simpatizar con el IRA... el lío está asegurado. Veremos cómo llega un momento en que su vida parece un coche cuesta abajo y sin frenos, camino de la perdición final si nadie pone remedio. 

"Desayuno en Plutón" intenta acercarnos a lo largo de dos horas al mundo de los primeros transexuales que aparecieron en la escena pública del Reino Unido, en una década en que aún se regían por férreos valores socioculturales. La película, además de exponer las dificultades de los transexuales para subsistir, nos muestra el conflicto norirlandés y el terrorismo del IRA en sus años de más violencia, lo que creó una terrible oleada de xenofobia entre la sociedad británica hacia las personas de origen irlandés o hacia cualquier cosa que proviniese de la Isla Esmeralda. Destacar la magnífica interpretación de Murphy en el papel principal, así como la gran banda sonora elegida para amenizar los diferentes pasajes de la película.

Aquí podéis ver el tráiler:


Nos leemos en la próxima entrega. Ta-ra, lads!

No hay comentarios:

Publicar un comentario