sábado, 3 de marzo de 2018

PELIS CORTICAS: 9 pasos

Qué tal Dominguers,

Para seguir la racha de éxitos, hoy os traigo un cortometraje que lo está petando en el panorama actual aunque a mí no me gustó demasiado.

9 pasos es un cortometraje de 7 minutos de duración, escrito y dirigido por Marisa Crespo y Moisés Romera, estrenado en 2017. Si eres festivalero probablemente lo verás en todos los festivales el próximo año. El cortometraje se llevó nada más y nada menos que el Méliès d’Argent al mejor cortometraje europeo en TerrorMolins 2017 entre otros premios.


El argumento habla sobre el miedo a la oscuridad, intercalando dos puntos de vista muy diferentes; el de un niño y el de un adulto.

Considero que es una muy buena carta de presentación para algún proyecto con más ambición, demuestran saber iluminar, demuestran saber dirigir, demuestran saber sonorizar y de sobras se nota que son capaces de dar un producto con un resultado final apto para grandes salas.

Son capaces de crear una atmósfera atrapante así como asfixiante. Son capaces de hacerte sentir lástima por el crío y hasta ponerte en su lugar, recordar algún momento traumatizante con la oscuridad durante tu niñez.

Pero aún y así… No sé.

Como he dicho: “demuestran ser capaces”. ¿Capaces de qué? Pues apostaría un sueldo a que si les dan los medios y recursos necesarios serían capaces de hacer una película de terror digna de las salas comerciales, la cual sería vista por muchísimo público amante del género, sobretodo jovenzuelos que van con sus colegas a ver la “peli de miedo” de turno y la olvidan pasadas unas semanas, como pasa con todos los jumpscare…


Pero… ¿es eso positivo? Estamos diciendo que son capaces de replicar una obra de sala comercial, con replicar me refiero a hacer “una película más”, no a copiar. ¿Es necesario entonces magnificar la obra? No sé vosotros, pero las películas comerciales de terror me tienen aburridísimo. Es un género que me apasiona, y cada vez más, para encontrar mi dosis de terror interesante, tengo que acudir a festivales y tirar de cine independiente (y aún y así te llevas cada chasco…).

Creo que el Méliès es un premio muy honorable, y creo que debería premiar una obra con pies y cabeza. Hay cortometrajes que son películas de 15 minutos, historias con tramas y subtramas, con mensajes, con significado. Y creo que 9 pasos no tiene nada de eso, creo que simplemente es un híbrido entre un videominuto de terror adaptando un creepypasta y una escena de una película de Hollywood cualquiera.

Que sí, que hay una muestra de talento increíble, que sí, que está muy bien llevado a cabo. Pero el hecho de que 9 pasos fuese el premiado me dejó muy frío. ¿Van los festivales a glorificar el producto de la sala comercial también? ¿Vamos a concederle más valor del que tiene por ser europeo, aunque sea una versión de un producto americano?

9 pasos es un cortometraje que está muy bien, pero…



Cristian G.


No hay comentarios:

Publicar un comentario